LOS MACHUCOS | El INFIERNO CÁNTABRO O CÓMO SUBIR RAMPAS DEL 28% [DESPUÉS DE UN COCIDO]

LOS MACHUCOS | El INFIERNO CÁNTABRO O CÓMO SUBIR RAMPAS DEL 28% [DESPUÉS DE UN COCIDO] con Ester Iniesta





Fuente: Canal Youtube Ester Iniesta – La chica de los puertos: LOS MACHUCOS | El INFIERNO CÁNTABRO O CÓMO SUBIR RAMPAS DEL 28% [DESPUÉS DE UN COCIDO]

Video LOS MACHUCOS | El INFIERNO CÁNTABRO O CÓMO SUBIR RAMPAS DEL 28% [DESPUÉS DE UN COCIDO] con Ester Iniesta




Video LOS MACHUCOS | El INFIERNO CÁNTABRO O CÓMO SUBIR RAMPAS DEL 28% [DESPUÉS DE UN COCIDO] del Canal de Youtube Ester Iniesta.

LOS MACHUCOS | El INFIERNO CÁNTABRO O CÓMO SUBIR RAMPAS DEL 28% [DESPUÉS DE UN COCIDO]



Subida a Los Machucos: El Infierno Cántabro

Si eres amante del ciclismo de montaña, seguramente estás al tanto de la famosa subida a Los Machucos, considerada el «infierno cántabro». En este tercer día de nuestro viaje en Cantabria, nos aventuramos a enfrentarnos a este puerto temible, que promete ser una de las experiencias más desafiantes de toda la región.

Preparativos y expectativas antes de la subida

La subida comienza con una clara advertencia: Los Machucos no son para cualquiera. A pesar de nuestros temores y expectativas, estamos decididos a enfrentar este desafío, aunque la incertidumbre se apodera de nosotros al recordar los tramos de un 28% de pendiente. Con el cansancio acumulado de los días anteriores y un cocido en la tripa, nos sumergimos en esta experiencia con determinación y la expectativa de sufrir hasta alcanzar la cima.

Desafíos y sorpresas en la ascensión

Comenzamos la ascensión con cierta valentía, pero conforme avanzamos, nos enfrentamos a tramos implacables con pendientes superiores al 18%. Cada metro recorrido es un desafío, con tramos de 800 metros al 17%, 300 metros al 19%, 400 metros al 15% y 900 metros al 14.3%. La pendiente no da tregua, y el cansancio se convierte en un enemigo implacable.

A pesar del sufrimiento, nos sorprende la belleza del paisaje, que nos motiva a seguir adelante. Sin embargo, el agotamiento nos alcanza, y nos planteamos si será posible alcanzar la cima sin echar pie a tierra. La subida se convierte en un desafío no solo físico, sino también mental, desafiando nuestros límites y empujándonos a superar la fatiga y el cansancio.

Coronando la cima y el regreso

Finalmente, después de un sacrificio considerable, alcanzamos la cima de Los Machucos. La sensación de logro es indescriptible, a pesar del agotamiento y el malestar físico. La vista desde lo más alto nos recompensa por el esfuerzo, permitiéndonos apreciar la magnitud del desafío superado.

Sin embargo, la aventura aún no ha terminado, ya que nos prepararnos para el descenso, con la precaución de enfrentar un asfalto irregular y desafiante. A pesar de las dificultades, el regreso nos brinda la oportunidad de apreciar la belleza del entorno y reflexionar sobre nuestra hazaña.

Conclusión: Un desafío inolvidable

La subida a Los Machucos nos deja con un sabor agridulce, combinando el sufrimiento con la satisfacción de haber superado uno de los puertos más temidos de Cantabria. Aunque el recuerdo del esfuerzo persiste, la experiencia nos enriquece y nos motiva a seguir explorando e desafiando nuestros límites en cada aventura.

En definitiva, los Machucos es un puerto que desafía tanto el cuerpo como la mente, ofreciendo un desafío inolvidable para los amantes del ciclismo de montaña. Este puerto, sin duda, se gana su merecida reputación como el «infierno cántabro», pero también deja una huella imborrable en todos los que osan desafiarlo.


Las opiniones vertidas en este espacio son de exclusiva responsabilidad del Canal de Youtube Ester Iniesta y no representa necesariamente el pensamiento de CicloNews.